Salud

¿Cómo funciona una vacuna?

Written by gino

Respuesta corta: Una vacuna puede producir anticuerpos que combatirán los agentes infecciosos que causan la enfermedad, incluso antes de que realmente se infecten. Si la infección, el cuerpo será capaz de reaccionar más rápidamente y matar a los agentes infecciosos antes de llegar a todo el cuerpo.

“Cómo funcionan las vacunas” – canal de Youtube de crédito“TED-ed”

“Vacuna”, una palabra que está causando mucho anclaje en este momento, en medio de una pandemia global. Bien hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la vacunación ayudaría aevitar entre 2 y 3 millones de muertes cada año en todo el mundo. Esta figura da el torbellino y puede hacer que los dientes se rompan mientras que hasta la fecha, no se ha encontrado ninguna vacuna para detener la progresión de Covid 19 que todavía es brutalmente rampante en varios países del mundo …

El sistema inmunológico sabe defenderse…

Componentes clave del sistema inmunitario – Crédito reverehealth.com

Pero entonces, ¿cómo funciona realmente una vacuna? Para entender cómo funciona la vacunación, tenemos que centrarnos 2 segundos en nuestro sistema inmunológico, la principal protección de nuestra salud. Dentro de este sistema de defensa hay glóbulos blancos, células producidas por la médula ósea. Entre ellos se encuentran linfocitos B que producen anticuerpos específicos (proteína compleja) para detectar y neutralizar los microbios que causan el trastorno en nuestro cuerpo. Lo increíble del sistema inmunológico es que sabe reconocer un microbio si ya ha pasado por nuestro cuerpo y puede, de hecho, reaccionar más rápidamente para eliminarlo en una futura intrusión. Esto se denomina inmunidad “adquirida” o “adaptativa”.

En el corazón de los órganos: Inmunidad adaptativa – Canal de youtube de crédito“INSERM”

… pero defiende demasiado tarde

El problema es que el tiempo de reacción del sistema inmunitario para eliminar patógenos en el cuerpo es demasiado largo (unos días) y no impide la instalación de una enfermedad en el cuerpo que puede ser mortal.

Aquí es donde la vacuna viene en la que contiene las bacterias, virus o toxinas responsables de la enfermedad, con la única diferencia de que son asesinados o desactivados. Puede suceder que sólo una parte del microbio esté incluida en la vacuna. Por lo tanto, la vacunación entrenará a nuestro sistema inmunitario para defenderse de estas mismas bacterias, virus o toxinas, sin causar enfermedades a nuestro cuerpo.

Se inyecta una vacuna en el cuerpo (izquierda). La vacuna estimula el sistema inmunitario para producir anticuerpos (centro). El sistema inmunitario aprende a reconocer el microorganismo para defenderlo más rápidamente en caso de nuevos ataques (derecha).

Al igual que con el aprendizaje en la escuela, necesitamos “recordar picaduras” para mantener nuestras ganancias. Es lo mismo con la vacunación. Los recordatorios de vacunación cada 5 o 10 años después de una primera inyección permitirán al organismo mantener sus ganancias de defensa y evitar el contagio con otras personas no vacunadas.

2 tipos de vacunas

De hecho, existen dos tipos de vacunas que se dirigen a diferentes enfermedades. El modo de administración también es diferente dependiendo del patógeno objetivo: intramuscular, subcutáneo, intradérmico, oral o incluso intranasal. La gran mayoría de las vacunas se administran por vía intramuscular a nivel deltoides.

Vacunas vivas atenuadas

Ejemplo de vacuna viva atenuada: Fiebre amarilla – crédito ultimatekilimanjaro.com

Como su nombre indica, este tipo de vacuna contiene un agente infeccioso vivo cuya virulencia se ha debilitado por una serie de tratamientos. Rápidos y duraderos, causan protección inmune cerca de la infección natural. Puede crear enfermedades benignas, pero no desencadena enfermedades infecciosas de vacunas.

Ejemplos de enfermedades involucradas: MMR (sarampión, paperas, rubéola), fiebre amarilla, varicela, BCG…

Como precaución teórica, estas vacunas están indicadas por contraste en mujeres embarazadas e individuos inmunodeprimidos.

Vacunas “inactivadas”

Ejemplo de vacuna “inactivada”: vacuna contra el tétanos – crédito trustmyscience.com

A diferencia de las vacunas vivas atenuadas, las vacunas inactivadas contienen agentes infecciosos muertos por procesos físicos y químicos. Son completamente inofensivos, pero desencadenan una reacción de defensa del sistema inmunológico. Por lo general, se requieren varias inyecciones (primera inyección y inyecciones de refuerzo) para causar suficiente inmunización.

Ejemplos de enfermedades involucradas: poliomielitis, tétanos, difteria, tos ferina, gripe, hepatitis A/B…

Aditivo en las vacunas

Uso de sales de aluminio en las vacunas, muy criticado por las antivacunas – crédito thesciencepost.com

El agente infeccioso no es el único en el producto vacunal, aditivos están presentes para mejorar su fiabilidad. Por ejemplo, los conservantes y antibióticos previenen la contaminación y mantienen la calidad de las vacunas a lo largo de la cadena de fabricación hasta que se administran. Otros adyuvantes pueden estar presentes en algunas vacunas para aumentar la respuesta inmunitaria a bacterias, virus o toxinas presentes en la vacuna.

El miedo a los efectos adversos de estos adyuvantes o sustancias alimenta el discurso de los escépticos antivacunados. A la cabeza del puente el uso de sales de aluminio en las vacunas que ofrecen una mejor respuesta inmune sigue siendo muy criticado por las antivacunas, pero no eso… Volveremos a eso en un artículo futuro.

Fuentes:

About the author

gino

Je m’appelle Gino, jeune trentenaire et vieux blogueur ! Touche à tout du web, consultant SEO mais surtout passionné de Culture avec un grand "C" : tout ce qui m'entoure ne doit pas être ignoré, je suis un vrai boulimique culturel. S'il fallait me décrire en 2 mots et demi, je dirais "passeur de savoir"...en toute modestie ! Merci de me suivre sur le chemin de la connaissance, vous verrez, c'est un puits sans fond :)

Leave a Comment